Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

‘Bajo el cielo de Logroño’ ha ofrecido cultura segura en distintos barrios de la ciudad y volverá el próximo verano con el fin de llegar a más zonas

07
Sep
2020
Biblioteca Rafael Azcona_Bajo el cielo de Logroño - copia

La concejala de Cultura del Ayuntamiento logroñés, Carmen Urquía, ha valorado esta mañana el programa cultural de verano ‘Bajo el cielo de Logroño’ que, del 30 de julio al 6 de septiembre, ha llenado la ciudad de cuentos, poesía, teatro, arte y música para público de todas las edades.

Este programa ha incluido una amplia oferta de actividades y actuaciones organizadas por la Biblioteca Rafael Azcona, la Casa de las Ciencias, Cultural Rioja, el Teatro Bretón y otras de la Unidad de Cultura del Ayuntamiento con el objetivo común de sacar la cultura a la calle compartiendo el espacio público y hacerla accesible a toda la ciudadanía con las medidas de seguridad que los protocolos sanitarios exigen en este periodo de la pandemia.

La mayoría de las actividades se han desarrollado en los espacios públicos de la Plaza de San Bartolomé, la Plaza 1º de Mayo, el Paseo del Espolón, en la plaza posterior de la Biblioteca Rafael Azcona y en el espacio recién recuperado para la ciudadanía junto a la biblioteca municipal. De este modo, el Ayuntamiento ha conseguido diversificar la cultura por la ciudad, ofreciendo una programación de calidad y que ha permitido disfrutar de la cultura en la calle con la máxima garantía de seguridad para el público. “Uno de nuestros objetivos para este mandato, y en concreto de la concejalía que dirijo, es sacar la cultura a los barrios, plazas y espacios abiertos de Logroño. Crear un programa cultural de calidad para todos y todas durante los meses de verano. Honestamente, creo que lo hemos conseguido. Y, sobre todo, hemos hecho que la ciudadanía disfrute de ella, la valore y la apoye. Que el Ayuntamiento de Logroño haya sido protagonista activo de esto nos hace estar muy satisfechos y nos hace reflexionar también sobre cuál es el papel que una entidad municipal como el Ayuntamiento puede aportar a la cultura y la educación de las personas”, ha indicado la concejala de Cultura, Carmen Urquía Almazán.

En esta línea, ha anunciado su intención de que el próximo verano Logroño disponga de nuevo de un programa cultural como el de este año y “que podamos diversificarlo aún más por más barrios y plazas de la ciudad”.

“Es la primera vez de muchas cosas”, ha dicho Carmen Urquía Almazán, “y esto es muy importante: la primera vez que las actividades del Teatro Bretón dejan las tablas de este escenario y se abren a lugares como la Plaza de San Bartolomé. La primera vez que la Semana de Música Antigua se abre al público familiar y organiza conciertos en lugares de la ciudad que no son recintos cerrados. La primera vez que presentamos libros y lo unimos a la música. La primera vez que la Casa de las Ciencias salta el Ebro para acercar la ciencia a la ciudadanía. La primera vez que ponemos el acento en la cultura local con una editorial de aquí para que sus autores y sus libros puedan ser conocidos más y mejor”.

En total, el Ayuntamiento de Logroño ha organizado 40 actividades. De ellas, 10 de la Biblioteca Rafael Azcona, 6 de la Casa de las Ciencias, 15 de Cultural Rioja, 4 del Teatro Bretón y 5 de la Unidad de Cultura.

Entre las cuestiones novedosas de este programa se encuentra el hecho de que la Banda Municipal ha salido de su emplazamiento habitual, el Paseo del Espolón, para tocar en los barrios, como la Plaza 1º de Mayo y la plaza de la Biblioteca Rafael Azcona. Alrededor de 700 personas han asistido a los cinco conciertos organizados.

Por su parte, las visitas guiadas por el arte urbano de la ciudad han sido un éxito. Se completaron las plazas con semanas de antelación. La calle entró en la Sala Amós Salvador con la exposición 'Arte urbana' así como la Amós salió a la calle, tanto con las visitas guiadas por el arte urbano de la ciudad, como con la mesa redonda 'Arte urbano en entornos rurales', que fue la primera actividad organizada por el Ayuntamiento en el espacio público después del confinamiento.

La Biblioteca Rafael Azcona, ya durante el mes de julio, sacó sus actividades a la calle con ‘La Plaza de los Cuentos’, todos los martes y los jueves de julio a las 18:00 horas. Como la palabra une, la biblioteca municipal siguió con sus actividades en la calle durante el mes de agosto. Unas 571 personas participaron en todas las actividades organizadas por la biblioteca.

Programación

Domingos de cuento Narradores y narradoras como Eduardo Sáenz de Cabezón, Ana Griot, Alicia Bululú, Mon Mas, Carles García Domingo, Cristina Verbena y Raúl Vacas.

Encuentros con autores Dentro del programa de ‘Encuentros con autores’, desarrollado por la Biblioteca Rafael Azcona, el escritor arnedano Ángel María Fernández presentó su primera novela ‘Los amigos’. Se presentó el libro ‘Del dolor humano, pasión divina’, de Sor Ana de la Trinidad, publicado por la editorial riojana Pepitas de Calabaza. Este acto estuvo amenizado con un concierto flamenco, de la mano de Álex López y Rafael Gutiérrez, con la lectura de Esther Pascual y una charla con Fernando Cáseda sobre la poesía de este libro.

Ciencia a lo grande Cuentacuentos de la prehistoria ‘Tras las huellas de Lucy’, que propuso un viaje a la África prehistórica siguiendo las huellas de la australopiteca Lucy, la primera homínida conocida como ‘la Eva africana’; y ‘Paleocaperucita ocre en Atapuerca’, con el que se invitó a conocer a la caperucita que vivió en un clan neanthertal que tuvo que superar pruebas para llegar a la cueva de su abuela la chamana, como hacer fuego y tallar sílex, entre otras. Ambos cuentacuentos corrieron a cargo de la asociación TODOcuenta y se desarrollaron en la Plaza de la Biblioteca Rafael Azcona.

Asimismo, se pudo disfrutar de ciencia a través de la música y viceversa con el espectáculo ‘Buenas vibraciones’, de la compañía La Chaminera Encantada.

Arte y música en la calle Cultural Rioja programó actividades en torno a la exposición ‘Arte Urbana’, entre las que destacaron las visitas guiadas por el artista Rombillos por el arte urbano de las calles de Logroño todos los sábados de agosto; el taller en la Sala Amós Salvador impartido por el colectivo madrileño ‘La rueda invertida’, con los que se creó un mural colaborativo; y el historiador del arte especialista en graffiti y arte urbano, Fernando Figueroa, compartió sus reflexiones sobre esta disciplina y sobre la presencia de la mujer en ella. La XXII Semana de Música Antigua, que terminó ayer domingo, ha firmado una de sus mejores ediciones y la Banda Municipal de Música ha vuelto a salir a la calle.

Teatro en la Plaza San Bartolomé ‘Sueños de arena’, de la compañía Borja Ytuquepintas, un espectáculo que une arte con arena, marionetas y música que logra sorprender a grandes y pequeños.; la compañía Ultramarinos de Lucas con ‘Las nanas según Lorca. Conferencia cantada’; y la compañía El perro azul teatro, premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y Juventud 2015, con la obra ‘Artistas o bestias”.

Por último, el 2 de septiembre, la compañía El Patio Teatro, Premio FETÉN 2020 a la mejor Autoría, ofreció en el Teatro Bretón la obra teatral ‘Conservando memoria’, un espectáculo de Izaskun Fernández y Julián Sáenz-López.