Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

Licitado el proyecto de ampliación del Camino de Santiago, entre el Arco y la Grajera, por un presupuesto cercano a los 900.000 euros

13
jun
2018
fotoayuntamiento

La Junta de Gobierno ha aprobado el expediente de contratación de las obras de remodelación del Camino de Santiago, entre el Arco y la Grajera, por un importe de 891.626,02 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

El portavoz del Equipo de Gobierno, Miguel Sainz, ha explicado que “se trata de una excelente noticia” que abre la vía a los dos proyectos que cuentan con financiación estatal del 1,5% Cultural: esta ampliación del Camino de Santiago, que ahora se licita, y la remodelación del Puente de Piedra, cuyo proyecto se ha aprobado también hoy en Junta de Gobierno.

Miguel Sainz ha señalado que este acuerdo de Junta de Gobierno comprende tanto la aprobación de la fase 2 del proyecto de ampliación del Camino de Santiago como su licitación.

En este sentido, ha aclarado que el proyecto global consta de tres fases y está es la primera que se va a acometer; las otras dos consisten en la construcción de un parque al sur de la circunvalación, justo a la salida del núcleo urbano, y la tercera fase será una pasarela sobre la carretera de circunvalación.

Esta segunda fase tiene un presupuesto de 891.626,02 euros, para lo que el Ayuntamiento de Logroño aprueba un gasto de 356.650,40 euros (40%) y el resto será financiado con una subvención del 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, que está pendiente de la concesión definitiva.

El proyecto de ampliación del Camino de Santiago, entre el barrio de El Arco y el Parque de la Grajera, abarca un trayecto de 2,1 kilómetros y plantea dar más anchura con el fin de que pueda acoger con seguridad y comodidad tanto el tránsito peatonal como el ciclista, además de contemplar una intervención de mejora medioambiental al incluir tareas de reforestación, con la plantación de más arbolado y especies arbustivas.

La ampliación se desarrollará por la margen izquierda del camino existente con tres metros más -en estos momentos la plataforma es de 4 metros de anchura-, manteniendo las alineaciones de los árboles plantados actualmente que quedarán en la parte central del paseo, actuando como línea divisoria entre la zona peatonal -la nueva- y la destinada a ciclistas y patinadores -el camino actual-. Los dos espacios confluirán en el paso sobre el camino de la Barranca -que da acceso al campo de golf-, que se amplía hasta los 6,4 metros, dos más que los actuales.

A partir de aquí la vía será una sola, de una anchura de seis metros, a fin de no afectar a la vegetación que existe ya en las proximidades del pantano de La Grajera, en el espacio natural de mayor interés de la ciudad.

En conjunto, la actuación consistirá en la ampliación de la estructura, la reparación del camino actual, la plantación de cinamomos o moreras en la margen izquierda y la colocación de bancos y papeleras a lo largo de todo el recorrido, además de un área de descanso con aparcabicis.

Aprobado el proyecto de restauración del Puente de Piedra por un importe superior al millón de euros

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana el proyecto constructivo de restauración del Puente de Piedra de Logroño sobre el río Ebro, redactado por la empresa consultora QBO Arquitelia S.L, que contempla un presupuesto base de licitación de 1.060.455,63 euros y un plazo de ejecución de doce meses.

En esta cuantía se incluyen los diferentes trabajos de desmontajes y demoliciones; actuaciones en subestructura; mobiliario urbano; pavimentos; alumbrado; seguridad y salud; gestión de residuos y otros servicios afectados, tales como telefónica, semaforización y abastecimiento.

“Este proyecto -tal y como ha recordado el portavoz municipal, Miguel Sainz- es una de las dos actuaciones que obtendrán fondos de la convocatoria del 1,5% Cultural. Estamos sin duda ante un nuevo e importante paso, después de conocer a principios de año la inclusión de ambos proyectos dentro del programa estatal, financiados en un 60% por el Gobierno Central”.

Periódicamente el Ayuntamiento de Logroño ha llevado a cabo actuaciones de limpieza, mantenimiento y reparación de elementos concretos que es necesario restaurar, pero el paso del tiempo ha provocado determinadas deficiencias cuya subsanación es preciso abordar con una reforma integral de esta estructura.

Se acometerá por tanto “su acondicionamiento general, con la limpieza de manchas de humedad, la recuperación o sustitución de los sillares más afectado por la erosión y la reparación de los daños causados por la acumulación de suciedad o de brotes vegetales”.

La actuación contempla la habilitación de una calzada de casi seis metros -sobre el total del puente, de 10,30 metros de ancho- dividida en dos carriles de circulación y una mediana de 0,60 metros que ocultará la tubería de abastecimiento.

En el resto de la anchura útil se proyectan dos aceras de 1,82 metros y unos bolardos a cada lado que delimitarán la zona de tráfico rodado del peatonal para garantizar la seguridad.

En los bordes exteriores del puente se colocarán dos impostas de hormigón por cuyo interior discurrirán los cables de servicios. Sobre ellas, unas barandillas metálicas con un diseño relacionado con la vegetación propia de la ribera del río.

La plataforma superior del puente se iluminará mediante farolas dispuestas sobre las 16 pilastras de piedra situadas coincidiendo con las pilas y estribos del puente. Las luminarias serán de un modelo led adaptado al soporte de farol clásico.

Esta iluminación se reforzará con otra de tipo monumental desde proyectores situados bajo las bóvedas del puente.

Puente de Piedra

La rehabilitación del Puente de Piedra mejorará la conectividad de nuestra ciudad entre las dos márgenes del río Ebro, que es recorrido a diario por numerosos peregrinos de camino hacia Santiago de Compostela, de hecho en una de la casetas del Fielato se ubica el punto de información al peregrino.

Se trata de una construcción de 1884, de 198 metros de largo y 7 arcos, que sustituyó a la original estructura del siglo XII tras el derrumbe que sufrió en 1871.

Adjudicada la concesión de dos parcelas dotacionales en Cascajos y Fardachón para construir sendas residencias de mayores con centro de día

La Junta de Gobierno ha adjudicado la concesión de dos parcelas dotacionales, ubicadas en Cascajos y Fardachón, a la empresa Gerontorioja para la construcción y posterior gestión en cada parcela de una residencia de personas mayores con centro de día.

Ambas parcelas tienen una superficie conjunta de más de 18.000 metros cuadrados y se encuentran en los barrios de Cascajos y Fardachón:

  • Parcela segregada de uso dotacional público, situada en la calle Ortega y Gassett, con una superficie de 6.552 metros cuadrados. El canon de adjudicación es de 43.612,20 euros anuales.
  • Solar urbano calificado de uso dotacional público polivalente que ocupa una superficie de 11.908,26 metros cuadrados en el sector Fardachón, entre las calles Sorzano y La Cava. El canon de adjudicación es de 102.135,32 euros anuales.

A la primera parcela optaron dos ofertas y a la segunda, cinco. Los criterios de valoración han sido la oferta económica (hasta 60 puntos) y el proyecto de la actividad (hasta 40 puntos), que contemplaba tanto el proyecto de la actividad concreta, el anteproyecto constructivo como la creación de puestos de trabajo.

El portavoz del Equipo de Gobierno, Miguel Sainz, ha señalado que las ofertas recibidas para estas dos parcelas demuestran “la recuperación de la situación económica y que Logroño es una ciudad atractiva para invertir”.

En 2017 y en el primer semestre de 2018 el Ayuntamiento de Logroño ha adjudicado ya varias parcelas por un importe total de 6,7 millones de euros.

“La enajenación de terrenos se está recuperando, lo que nos permite incrementar nuestros recursos para financiar diferentes proyectos y demuestra que la reactivación económica de la ciudad se está consolidando”, ha señalado Miguel Sainz.

El Ayuntamiento salda con 111.175 euros el equilibrio económico de la concesión del servicio de transporte urbano

El déficit definitivo de 2017 se cifra en 2.611.175 euros, cifra superior a la anticipada a la empresa por el Ayuntamiento en junio de 2017, que ascendió a 2.550.000 euros, la misma que para 2018

Se sitúa en un 4,68% con respecto a la anualidad anterior, debido al mayor gasto de combustible, el seguro multirriesgo y el progresivo cumplimiento de las medidas de incentivación al rendimiento introducidas por el Ayuntamiento

La Junta de Gobierno ha aprobado la liquidación de la subvención a cuenta para cubrir la anualidad del año 2018 del servicio de transporte urbano, estimada en 2.550.000 euros. A esta cifra se sumará la cantidad de 111.175 euros para equilibrar económicamente la prestación de este servicio por parte de la empresa Autobuses Logroño S.A.

Este análisis financiero se realiza cada año, con una estimación a cuenta del coste del servicio, para equilibrar económicamente su prestación por parte de la empresa Autobuses Logroño.

Según el informe del Interventor municipal, desde 2015 hasta la fecha, se ha corregido la situación de deslizamiento presupuestario, que trasladaba el déficit del bus urbano al ejercicio siguiente y penalizaba los presupuestos incrementando el déficit de la explotación.

El portavoz del Equipo de Gobierno, Miguel Sainz, ha señalado que “este menor déficit y la recuperación del equilibrio presupuestario de la concesión es una excelente y solidaria noticia que refleja el esfuerzo presupuestario y la excelente gestión de los últimos años”.

El déficit de este año, situado en un 4,68% respecto al año 2017, ha sido debido al mayor gasto en combustible (12,22%), el seguro multirriesgo, obligatorio y de accidentes (19,54%), los clasificados como otros gastos de costes de explotación (48,49%), así como las medidas de incentivación al rendimiento introducidas por la Junta de Gobierno en su acuerdo de 26 de diciembre de 2012 (79%).

“Un déficit fruto de una excelente gestión -ha incidido- que se une a numerosas mejoras, con flotas renovadas, hasta un 50% en los últimos tres años; un nuevo punto de información más amplio y con más horas de atención; mejoras en accesibilidad y nuevas tecnologías (eco-conducción, red wifi, pago con móvil y presencia de desfibriladores); ayudas a las familias como la ampliación del bonopeque, el bono de estudiante a Lardero y Villamediana y la inclusión del bono de familias numerosas”.

Sainz ha señalado que “podemos sentirnos orgullosos del funcionamiento del servicio de transporte urbano, con más de 10 millones de viajeros anuales, con el segundo billete de autobús urbano más barato de España”.

Miguel Sainz ha recordado que esta situación difiere de la que existía en años anteriores, cuando “llegó a ponerse en riesgo de quiebra el servicio por un déficit existente que llegó a ser en 2012 de 1,4 millones de euros”.

En los años siguientes, el Equipo de Gobierno fue reconduciéndolo, incorporando también medidas de incentivación al rendimiento del transporte, para ofrecer la mayor calidad y sostenibilidad al ciudadano, y presupuestando más y mejor para, sin subir el precio del billete de autobús, que lleva congelado cuatro años, ofrecer un servicio de primera calidad, tecnológicamente puntero y solidario con ciertos colectivos, como las personas mayores, personas con diferentes capacidades, familias numerosas, estudiantes, etc.

Los usuarios de 16 y 17 años podrán renovar o darse de alta de tarjetas de transporte sin acompañamiento de padres o tutores

El Ayuntamiento informa de que, en relación con el requisito de acompañamiento de padres o tutores para la renovación o alta de tarjetas de transporte de los usuarios con edades de 16 y 17 años, desde esta semana los citados usuarios no tienen la necesidad de ir acompañados por padres o tutores para la renovación o alta de las tarjetas de transporte urbano.

Esta medida se ha tomado teniendo en cuenta diferentes solicitudes de los usuarios del servicio de transporte público urbano en las que se ponía de manifiesto la incomodidad que suponía para las familias realizar dicho trámite.