Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Grupo de Convivencia e Intermediación de la Policía Local trabaja en la actualidad con 76 casos de violencia de género

13
Sep
2019
20190913'Visita Grupo Intervención Policía

El Grupo de Convivencia e Intermediación de la Policía Local de Logroño trabaja en la actualidad con 76 casos de violencia de género; de ellos, 72 son de riesgo medios y 4, de riesgo alto. Hoy han visitado este Servicio el alcalde de Logroño Pablo Hermoso de Mendoza, y la concejala de Igualdad, Eva Tobías Olarte, junto con el comisario jefe, Fernando Fernández Beneite, y la subinspectora responsable de la Unidad, Marta González Alonso.

El Grupo de Convivencia e Intermediación de la Policía Local tiene, entre sus funciones, mantener contactos permanentes con las mujeres maltratadas y detectar y controlar posibles situaciones de riesgo de la mujer. Pero además, desarrolla información procedente de otros servicios policiales e instituciones públicas o privadas y actúa como enlace entre la víctima y los restantes servicios especializados de atención a la mujer.

Asimismo, este Grupo se encarga de mantener un control de las zonas de vida cotidiana de la mujer y zonas frecuentadas por el posible agresor; alentar a la víctima a la presentación de la correspondiente denuncia; asesorar y acompañar a la mujer en procedimientos policiales y judiciales, en colaboración con otros servicios asistenciales y actuar de forma coordinada con otras unidades de la Policía Local.

El Grupo de Convivencia e Intermediación de la Policía Local, creado en abril de 2008 gracias a un procedimiento de colaboración entre el Ayuntamiento de Logroño y la Delegación del Gobierno de La Rioja para garantizar el cumplimiento de las medidas de protección a las víctimas de violencia de género, está formado por dos subinspectores, tres oficiales y 14 agentes de policía. Esto permite que las víctimas puedan ser atendidas todos los días del año, durante las 24 horas.

Para el desempeño de sus funciones cuentan con vehículos camuflados y el servicio se realiza íntegramente de paisano. Además, disponen de aplicaciones informáticas específicas y acceso al Sistema Integral contra la Violencia de Género para consultas y realización de las valoraciones de riesgo.

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha manifestado “el compromiso del Equipo de Gobierno y del Consistorio en apoyar de forma decidida la lucha contra la violencia de género. Políticamente lo hemos demostrado con la creación de la concejalía de Igualdad y Convivencia, apostamos firmemente porque esa lacra de la violencia de género se erradique y esto tiene que ver con un conjunto de políticas vinculadas a la coeducación, la corresponsabilidad, la perspectiva de género.

Logroño no está al margen de la lucha contra la violencia de género. Mostramos nuestro apoyo decidido a esta Unidad de la Policía Local, esencial en los problemas que tiene esta sociedad”.

Eva Tobías Olarte, concejala de Igualdad y Convivencia, ha valorado el trabajo que hacen hombres y mujeres en este Grupo de la Policía Local y ha señalado que el mensaje es “tolerancia cero, queremos que el enfoque se dé en el agresor, no solo en la víctima. Todo pasa por poner en marcha políticas educativas. No podemos permitirnos hoy en día que la sociedad cargue con mujeres asesinadas. La violencia de género no es un problema privado, tiene que estar en la agenda pública”.

El Grupo mantiene una colaboración fluida con órganos judiciales, con la Unidad de Violencia de Género contra la mujer de la Delegación del Gobierno de La Rioja, las diferentes Oficinas de Atención a la Víctima del Gobierno regional, Servicios Sociales del Ayuntamiento de Logroño, así como con otros cuerpos y fuerzas de seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzainza).

Objetivos

El Grupo tiene como objetivo mejorar la actuación preventiva en materia de malos tratos contra la mujer y hacer más eficaces las medidas de protección contra posibles agresiones, una vez denunciados los hechos y fijadas medidas sobre el agresor por la Autoridad judicial.

También pretende mejorar la respuesta en atención inmediata a la víctima y crear un clima de confianza que permita alentar la denuncia de las conductas criminales relacionadas con el maltrato a las mujeres. Persigue desarrollar medidas de prevención y autoprotección, impulsar la labor desarrollada por los mediadores sociales en materia de atención a la víctima de malos tratos y mejorar la coordinación institucional.

Trabajo diario del Grupo

La recepción de una víctima de violencia de género puede ser por la propia denuncia de la víctima ante las fuerzas y cuerpos de seguridad, o al juzgado o por terceras personas (vecinos, familiares…).

El agente que recibe la denuncia realiza una valoración policial que determina el nivel de riesgo de esta víctima (medio, alto o extremo). A estos efectos se comienza con la recopilación de datos de la víctima, del agresor, las circunstancias del hecho, el domicilio de ambos, el teléfono, etc.

Paralelamente, es importante tener constancia, por un lado, si el agresor está detenido o hay que proceder a su detención; por otro, asegurar la protección de la víctima incluso antes de que la Autoridad Judicial haya establecido medias.

Una vez fijado el día la hora y el juzgado correspondiente se procede al acompañamiento a la víctima por parte de agentes del Grupo para evitar que en todo momento la mujer y el agresor coincidan en las dependencias judiciales, así como a gestionar la salida de estas dependencias una vez finalizada la vista y no puedan coincidir en el exterior. Una vez finalizada la vista en el Juzgado se cita primero a la víctima y luego al agresor para la realización de sendas entrevistas personales.

Entrevista a la víctima

La entrevista la realiza el agente que llevará el seguimiento de su orden de protección. En primer lugar, se le informa sobre el servicio que se prestará por parte del Grupo de Convivencia e Intermediación, siempre en función del riesgo que tenga asignado. También sobre cómo debe proceder en caso de que se produzca un encuentro fortuito con el agresor.

Además, se le facilita copia de las medidas de autoprotección y se le entrega información sobre los derechos que le asisten por su condición de víctima de violencia de género en el idioma correspondiente. Se informa del Centro de Servicios Sociales que le corresponde, también sobre los servicios que ofrece la Oficina de Atención a la Víctima.

Entrevista con el agresor

Si la entrevista con la víctima es un factor vital para su propia seguridad, la entrevista con el agresor adquiere gran relevancia para establecer un canal de colaboración y control en la ejecución en las medidas de alejamiento.

Se le informa detalladamente de las medidas impuestas por el Juzgado, el alcance y sus consecuencias, sobre el proceder en caso se encuentro fortuito con la víctima y sobre la vigilancia para la comprobación del cumplimiento de la Orden dictada en cada caso.

Desde el Grupo, se comunica al agresor con precisión los lugares a los que tiene prohibido su acercamiento según el Auto o sentencia (domicilio, lugar de trabajo, lugar de estudios, y los lugares frecuentados por la víctima si así lo estableciera el auto o sentencia).

Vigilancias

Las vigilancias se realizan con vehículos camuflados y agentes de paisano para que sean lo más discretas posibles y no alteren la vida de la víctima.

El Grupo de Convivencia e Intermediación de la Policía Local se encuentra en la calle Ruavieja 47, Bajo. Sus teléfonos son: 618273585 y 941277077.