Mostrar menú secundario

La Policía Local de Logroño detiene al conductor de un ciclomotor tras darse a la fuga por aceras y zonas peatonales del centro de la ciudad

14
Oct
2021

El conductor, que fue detenido a los pocos minutos por varias patrullas, se encontraba bajos los efectos del alcohol y las drogas.

La Policía Local de Logroño detuvo el pasado martes al conductor de un ciclomotor que realizaba maniobras peligrosas en la Plaza del Espolón y en la zona peatonal de varias calles del centro de la ciudad bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Tras un aviso recibido en el número de emergencias 092 a primera hora de la mañana, una patrulla de la Policía Local localizó a dos jóvenes que circulaban con un ciclomotor de forma temeraria en el espacio peatonal del Paseo del Espolón.

Al avistar su presencia, ambos se subieron a la motocicleta, uno de ellos sin casco. Haciendo caso omiso de los agentes, la pareja no solo no detuvo su marcha, sino que abandonó el lugar a toda velocidad saltándose varios semáforos.

Varias patrullas se dirigieron rápidamente a las inmediaciones para cortar el paso al vehículo, pero con el fin de evitarlas, en la Avenida Gran Vía Juan Carlos I el ciclomotor continuó la macha por la acera y los soportales, donde realizó varios cambios de sentido para tratar de eludir a los vehículos policiales que intentaban cortarles el paso en distintos cruces.

Finalmente, tras varios minutos de persecución, varios efectivos de la Policía Local consiguieron cortarles el paso en la zona de las calles Beratúa y Ramírez de Velasco, donde el ciclomotor circulaba en dirección contraria.

Durante la persecución, que tuvo lugar en torno a las 7:00 horas, ningún peatón sufrió ningún percance, aunque varias de las personas que transitaban por las aceras tuvieron que apartarse bruscamente o refugiarse en algún portal ante la velocidad y peligrosidad de las maniobras realizadas por el autor.

Finalmente, el conductor del vehículo fue detenido por cometer varios delitos contra la seguridad vial y encontrarse bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Controles de alcoholemia

Durante el pasado puente un total de 28 personas dieron positivo en los controles de alcoholemia establecidos por la Policía Local de Logroño, de los que seis triplicaban o cuadruplicaban la tasa permitida.

Otro conductor más, también bajo los efectos del alcohol, se negó a realizar las pruebas, lo que también constituye delito. Además, siete personas dieron positivo por droga al volante en las pruebas realizadas.

Estos datos duplican los positivos detectados en el mismo puente del pasado año 2020, donde las pruebas positivas fueron 14, tres de ellas penales, y dos más por drogas.