Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

La auditoría de la UR del Plan de Innovación de la Ciudad de Logroño destaca el alto grado de cumplimiento alcanzado en su primer año de puesta en marcha

14
nov
2017
La alcaldesa en la presentación del balance del primer año del PIL

La alcaldesa ha participado en la presentación del balance de los diez planes de trabajo desarrollados por el Ayuntamiento en 2017 y de los diez nuevos que se plantean para 2018

La apertura del Centro Smart y los programas de medio ambiente sostenible, los más destacados dentro de la política de innovación que se implementa desde el PIL (2016-2020)

El Plan de Innovación de la Ciudad de Logroño (2016-2020) ha sido esta mañana sometido a análisis y debate cuando se cumple su primer año de implantación. Un balance respaldado por la auditoría que de él han realizado desde la Universidad de La Rioja y que certifica su alto grado de cumplimiento.

En concreto se han analizado los diez planes de trabajo que se eligieron para ser desarrollados en este 2017, dentro de las siete líneas estratégicas en las que se articula el PIL, y anunciado los otros diez que se impulsarán en 2018. Entre los materializados en este ejercicio, destaca la puesta en marcha del Centro Smart -sede del Centro de Control Integral de Servicios y de la Plataforma Smart- así como proyectos relacionados con la promoción de un medio ambiente sostenible (renovación de la flota de autobuses y programas de eco-conducción; Plan Director de Alumbrado Inteligente; Plan de Acción para la Energía Sostenible; promoción de instalaciones fotovoltaicas, entre otros).

Los diez programas continuarán su desarrollo en el segundo año, en 2018, al tiempo que se lanzarán otros diez, avanzados esta mañana por la alcaldesa de Logroño: Nuevos servicios inteligentes; Livinglab comercio y turismo; Transporte y turismo; Ecociudadano; Coordinación; Proyectos europeos; Inteligencia social; Implicación ciudadana; Livinglab movilidad y Acceso fácil.

Un plan compartido con la sociedad La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha participado en este acto celebrado en el Espacio Lagares y que fundamentalmente ha servido “de rendición de cuentas ante la sociedad de los avances de un Plan decisivo para nuestro modelo de crecimiento; de una herramienta que busca incrementar el carácter innovador de la ciudad a fin de mejorar nuestra calidad de vida, a través de los servicios que reciben los logroñeses y potenciando el desarrollo social y económico de Logroño”.

Una rendición de cuentas que -ha señalado la alcaldesa- “se corresponde con un plan que sienta sus bases en la colaboración y la participación”. Como ha recordado Gamarra, fue elaborado con la intervención de más de 250 personas, coordinadas por el Grupo de Investigación FEDRA de la Universidad de La Rioja, de las que se recopilaron 1.670 iniciativas posteriormente ordenadas y sistematizadas. Ellas dieron origen a las siete líneas de trabajo, a 28 planes de actuación y a 104 programas de trabajo, 40 de los cuales se priorizaron para ser impulsados en los próximos años, a razón de diez anuales. Las siete líneas de trabajo que estructuran el PIL son: Administración innovadora, Ciudad sostenible y eficiente; Ciudad amable; Relación con el ciudadano; Ciudadanos innovadores; Redes colaborativas e Innovación para el desarrollo económico.

Y los programas de trabajo que, derivados de ellas, han tomado protagonismo este año han sido diez, cada uno con diversas acciones concretas y analizados sus efectos un año después por la UR: Plataforma Smart (construcción de la plataforma y desarrollo de su centro de control); Gestión de fondos europeos (creación de un equipo de trabajo centrado en la captación de fondos, presentación de proyectos, búsqueda de financiación); Espacios para la convivencia (interconexión de espacios, planificación con colaboración de vecinos y técnicos, reordenación del transporte público); Eficiencia energética (ecoparques y generación de energía para autoconsumo y programas de eficiencia en instalaciones municipales); Proyección internacional (intercambios de estudiantes, promoción turística internacional, señalización en varios idiomas); Modelo de ciudad (actualización PGM, revitalización del centro con zonas inteligentes y atractivas para el ciudadano); Identidad de ciudad (identificación aspectos diferenciales de la imagen de Logroño, creación y difusión de la marca); Oficina para invertir en Logroño (creación del ecosistema de emprendimiento, promoción de la ciudad como ciudad de negocios); Cultura emprendedora (aumentar la visibilidad del emprendimiento y extender su cultura a las distintas capas sociales); Administración electrónica (digitalización de trámites y servicios y de procedimientos internos).

“Excelente y buena implantación” Los cuatro primeros han merecido un reconocimiento “A”, correspondiente a “Excelente implantación del programa. Sería adecuado tomar el programa como modelo de implantación”; y los seis restantes, la clasificación “B”: “Buena implantación del programa. No se precisan medidas adicionales”. Se contemplan otros dos estadios en el código de evaluación técnica (“C” y “D”) pero que han sido superados por todos los programas de trabajo analizados en este primer año del PIL.

La primera característica del PIL es que integra, coordina y alinea las actuaciones con que Logroño va a impulsar la innovación en los próximos años. Recopila por tanto las actuaciones que desde las distintas concejalías impulsa el Equipo de Gobierno, desarrollando una variedad de acciones en cada programa que -a juicio de los técnicos de la universidad que han elaborado el análisis de funcionamiento del primer año “parece adecuada, destacando la variedad de iniciativas relacionadas con el modelo de ciudad, la eficiencia energética y los espacios para la convivencia”. A modo de conclusión se señala que “la implantación del PIL ha comenzado con vigor. Los programas en curso han de sostener su impulso durante los próximos años y enriquecerse y coordinarse con los planes previstos para 2018”.

En el avance para el año próximo que ha realizado la alcaldesa, y bajo la estructura de los diez planes de trabajo inicialmente propuestos, se van a crear nuevos servicios fundamentalmente derivados de la gran cantidad de datos que va a proporcionar y vamos a poder recopilar del proyecto Smart city ya muy desarrollado. “Serán servicios creados por tanto a partir del big data y los living lab -ha señalado Gamarra-, que estarán relacionados con el turismo y el comercio, la movilidad sostenible, la implicación de los ciudadanos en el ahorro de consumo eléctrico y gestión de residuos -los ecociudadanos-, el fomento del asociacionismo y el voluntariado y el desarrollo colaborativo de proyectos europeos”.