Mostrar menú secundario

El día 1 de noviembre se pondrá en marcha el sistema de control de acceso al Centro Histórico a través de dispositivos de lectura de matrícula

15
oct
2021
Cámaras centro histórico_1

Se han instalado en esta primera fase seis cámaras conectadas a la Sala de Control de Tráfico y Policía Local

El próximo 1 de noviembre se pondrá en marcha el sistema de control de acceso al Centro Histórico a través de dispositivos de lectura de matrícula Así lo ha explicado esta mañana el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero.

Este sistema supone ampliar el que actualmente funciona en las calles Portales y Bretón de los Herreros de Logroño, que dispondrá de seis cámaras más conectadas a la Sala de Control de Tráfico y Policía Local.

“Se trata, ha dicho el concejal Jaime Caballero, de las que entrarán en funcionamiento en la calle Rúavieja, donde habrá un control de entrada en Avda. de Viana con salida en la calle Sagasta. Un control de entrada en la calle El Puente desde Avda. de Viana. Otro control en la calle Marqués de San Nicolás, con control de entrada en la calle Sagasta y con control de salida en Avda. de Viana. Y, por último, un control de la salida de la calle Caballerías a la plaza Amós Salvador”.

El objetivo, ha explicado el responsable de Desarrollo Urbano Sostenible, es “mejorar la seguridad del tránsito peatonal y la convivencia en la zona del Centro Histórico, y tiene un presupuesto de 70.952,10 euros”. Como ha indicado, se ha actuado en la zona Este, comprendida entre las calles Avda. de Viana y Portales (de Norte a Sur) y entre las calles Rodríguez Paterna y Sagasta (de Este a Oeste), de tal forma que quedarán restringidas al tráfico calles como Ruavieja, Marqués de San Nicolás, Caballerías, San Bartolomé, Herrerías, la Cadena o El Puente. Es decir, toda la zona Noreste excepto la Villanueva.

El objetivo de esta actuación de implantar el sistema de control de accesos es “reducir el flujo de vehículos que transitan por esta zona de circulación restringida”, ha indicado Jaime Caballero.

También incide, según el concejal, “en pacificar la zona del Centro Histórico y mejorar su habitabilidad. Trabajamos para que se convierta en una zona residencial y también para impulsar la movilidad sostenible”.

En estas calles, como ocurre en otros lugares ya regulados como Portales o Bretón de los Herreros, “se controlará el acceso y el tiempo de estancia en la zona a través de un sistema de lectura automatizada de matrículas”.

¿Cómo funciona el sistema?

El sistema se basa en restringir el acceso, durante una franja horaria configurable desde el centro de control, a toda clase de vehículos, excepto los siguientes: clientes de hoteles, clientes de parkings, residentes, policía, ambulancias, taxis, vehículos de servicios especiales y otros vehículos con autorización expresa.

El sistema registrará los tránsitos y sus correspondientes fotografías tomadas por cámaras situadas en las entradas y salidas de la zona que se controle, relacionando los accesos de los vehículos que entren o salgan de la zona controlada.

Dado que el sistema asociará las salidas y entradas de cada vehículo, se podrá controlar el tiempo de estancia de los vehículos que entren a la zona controlada durante los periodos de carga y descarga.

El sistema que se instalará será compatible con los equipos de control de accesos y el software del centro de control instalado en Policía Local y Sala de Control de Tráfico de Logroño.

Zona de bajas emisiones

La Ley de Cambio Climático obligará a Logroño a crear en el año 2023 una zona de bajas emisiones, puesto que dicha Ley marca que las ciudades de más de 50.000 habitantes deberán contar con este tipo de áreas.