Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El alcalde de Logroño presenta “Logroño Calles Abiertas”, una estrategia para adaptar las calles ante la emergencia sanitaria y lograr un reparto más justo del espacio público

25
May
2020
NP REDES_Logroño Calles Abiertas - copia

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha presentado esta mañana “Logroño calles abiertas”, una forma de adaptar la movilidad y el espacio urbano ante la emergencia sanitaria y equilibrar el reparto del espacio público en favor de peatones y ciclistas. Acompañado por el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha anunciado actuaciones próximamente en la calle Vara de Rey y en el barrio de Madre de Dios.

Logroño declaró hace ahora 20 días la emergencia para la realización de actuaciones encaminadas a respetar las medidas de distanciamiento interpersonal en la movilidad a través de acciones de urbanismo táctico ligeras, rápidas y baratas; basadas en pintura, balizamiento y mobiliario urbano; una medida rápida de ejecutar cuyo objetivo es ganar espacio público de calidad para las personas.

Hoy su alcalde ha presentado la estrategia “Logroño Calles Abiertas”, que quiere adaptar la movilidad ante la emergencia sanitaria y de manera coherente con la necesidad de un reparto más justo del espacio público. Las primeras calles, de un centenar en las se actuará, han sido Gonzalo de Berceo, República Argentina, Sagasta, Siete Infantes de Lara, y en breve Fundición y Guardia Civil.

“Logroño Calles abiertas extenderá las intervenciones a más calles y barrios de la ciudad en función del Plan de Movilidad Sostenible y a las necesidades impuestas por el Covid-19. Esta semana seguiremos con dos más: Vara de Rey y una manzana en el barrio de Madre de Dios”, ha anunciado Pablo Hermoso de Mendoza.

Logroño, de esta forma, “toma las medidas necesarias para proteger la salud de la ciudadanía, especialmente de los más vulnerables, porque es una consecuencia de la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19 y también porque creemos firmemente en una ciudad para las personas donde la sostenibilidad y la equidad sean las claves del desarrollo de nuestra ciudad. En este contexto, los espacios públicos y la movilidad eficiente y saludable son más importantes que nunca. La diversidad y la inclusión también están presentes en estas actuaciones, porque queremos repensar la ciudad desde todas aquellas personas que durante años han estado al margen del urbanismo, desde las personas mayores a los niños o a las mujeres o a aquellas con algún tipo de discapacidad”, ha explicado.

Pablo Hermoso de Mendoza ha afirmado que todas las actuaciones, desde que comenzó el mandato, se han encaminado en la línea de desarrollo urbano sostenible.

Movilidad activa en Logroño

La movilidad activa suponía antes de la pandemia más del 60% de los desplazamientos en Logroño, aunque la bicicleta sólo alcanzaba el 2% del total, muy poco para una ciudad de distancias cortas y plana.

Facilitar desplazamientos en modos activos (peatonal y ciclista) ayuda a descongestionar el transporte público y mantener la distancia de seguridad, así que es urgente tomar medidas que mejoren la comodidad y la seguridad vial y sanitaria de las personas que caminan y pedalean

Así se fija en las Instrucciones dictadas por el Ministerio de Sanidad, en cuya Orden de 30 de abril se indica que “para posibilitar que se mantenga la distancia de seguridad las entidades locales facilitarán el reparto del espacio público a favor de los que caminan y de los que van en bicicleta, en ese orden de prioridad”.

También la Comisión Europea ha publicado, el 13 de mayo de 2020, una guía de para la desescalada en la que se recomienda la aplicación de medidas para la movilidad activa.

El Ministerio de Transición Ecológica se suma igualmente a las recomendaciones de medidas de mejora de la bicicleta y la movilidad activa en el proceso de desescalada o de alivio del confinamiento.

Además, la inminente reforma del Reglamento General de Circulación establece los 30 km/ h como límite de velocidad genérico para las calles de un solo carril de circulación por sentido. Medida que Logroño ya ha anunciado.

“Estamos por lo tanto en un periodo de urgencia en la aplicación de medidas para la movilidad activa, dentro de un contexto más amplio que debe caminar hacia la movilidad sostenible, inclusiva y sana”, ha explicado Jaime Caballero, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible.

El primer objetivo de Logroño Calles Abiertas es evitar el contagio con medidas que permitan guardar una distancia interpersonal de 1,5 m. Esto implica que la anchura mínima de los itinerarios peatonales para facilitar el cruce de dos personas es de 3 m. En calles principales con gran afluencia peatonal, la franja libre de obstáculos necesita 4 m. La solución más evidente es ampliar aceras, ya sea en un lado o en los dos, según los usos existentes y el ancho de la calle. “La urgencia de favorecer la distancia interpersonal debe enmarcarse en el objetivo general de lograr una movilidad sostenible, segura y saludable, con el protagonismo de los modos activos”, ha dicho Caballero.

Cómo se está interviniendo en Logroño

· La movilidad hay que pensarla en todas las escalas: calles, barrios y estrategias para el conjunto de la ciudad, y considerando actuaciones temporales, provisionales y permanentes.

· La urgencia exige intervenir con medidas de coste bajo y reversibles, en algunos casos utilizando soluciones creativas para enfrentarnos a esta nueva situación.

· Las intervenciones ligeras pueden modificarse después si fuera necesario, pero ahora permiten una adaptación rápida sin renunciar a la calidad estancial y ambiental, con mobiliario, vegetación, juegos y diseños atractivos.

· El alivio del confinamiento traerá de vuelta un mayor uso del automóvil, pero deberá tener menos protagonismo y racionalizar su uso para cumplir con los objetivos generales de seguridad vial, calidad de aire, contaminación acústica y cambio climático.

Proyecto para la ciudad

La Estrategia Logroño Calles Abiertas ante la emergencia sanitaria se compone de seis programas de intervención:

· Red Peatonal Saludable. Se trata de un conjunto de itinerarios que facilitan la movilidad peatonal, en condiciones de seguridad sanitaria y vial, entre los diferentes barrios y los principales destinos cotidianos en Logroño. Las intervenciones prioritarias se centran en calles con aceras insuficientes.

· Red Ciclista Saludable. El conjunto de itinerarios ciclistas se despliega en ejes prioritarios y secundarios, con intervenciones pensadas tanto para personas habituadas al uso de la bicicleta (calmado del tráfico) como para quienes se sienten más vulnerables ante el tráfico (vías ciclistas segregadas).

· Áreas Pacificadas. El calmado de tráfico debe aplicarse también por zonas, adaptando las áreas propuestas por el Plan de Movilidad Sostenible a las nuevas condiciones de seguridad.

· Mejora de Entornos. Algunos servicios y equipamientos generan desplazamientos y la concentración de personas, y requieren intervenciones puntuales de mejora. Destacan los entornos escolares, donde coinciden el alumnado, sus familiares, el personal docente y no docente de los centros.

· Apoyo al transporte público. La pérdida de viajeros durante el periodo post-Covid19 se puede paliar mediante el tratamiento de las paradas principales para facilitar la espera y con carriles bus que mejoren la regularidad y fiabilidad del servicio.

· Adaptación de regulaciones. La ciudad necesita implantar el límite de 30 km/h como referencia en la ciudad, autorizar el contramano ciclista en calles de coexistencia y revisar las fases semafóricas para evitar la acumulación de personas.

Finalmente, las propuestas estratégicas y las medidas serán evaluadas y contrastadas con la participación de las personas y grupos interesados, para decidir sobre su adaptación y continuidad.