Mostrar menú secundario

El proyecto de reforma de la calle Murrieta incluye las peticiones de comercios y vecindario consensuadas en el anteproyecto

14
ene
2022

El proyecto de reforma de la calle Murrieta incluye las peticiones de comercios y vecindario consensuadas en el anteproyecto presentado a los colectivos en mayo de 2021. El Equipo de Gobierno pide al PP que deje de manipular a la opinión pública y de instalar la mentira en su discurso.

El Ayuntamiento de Logroño presentó el pasado mes de diciembre el proyecto para la calle Murrieta, desde la rotonda de Carmen Medrano y la glorieta de Las Palmeras.

Las peticiones ciudadanas que se realizaron sobre el anteproyecto se incluyen en este proyecto y son las siguientes:

En primer lugar, prolongar y completar la segregación del carril bici para mejorar la seguridad de los más vulnerables, sobre todo en el tramo de la Bene. Para ello se ha modificado el proyecto de forma que se juntan las paradas de autobús del urbano y el metropolitano y se crea una plataforma para prolongar el carril bici por detrás de las marquesinas de estas paradas autobús.

Posteriormente el carril derecho se convierte en ciclocarril compartido con el resto de vehículos para mantener la capacidad de la glorieta que separa la calle Murrieta con Avda. de Burgos.

En segundo lugar, añadir arbolado y zonas verdes: se van a incluir zonas verdes en las zonas de transición (las que por geometría del trazado quedan en algunos tramos entre el carril bici y el carril de vehículos motorizados) para avanzar en algo tan importante como la mitigación y adaptación al cambio climático.

De esta forma se añadirán zonas verdes con sistemas urbanos de drenaje sostenible (SUDS) para reducir el efecto de la isla de calor, aumentar la biodiversidad, aliviar a los sumideros del exceso de agua en los episodios de tormentas o lluvias torrenciales y, al mismo, tiempo infiltrar humedad al subsuelo para potenciar su capacidad de absorber el Co2.

En tercer lugar, la carga y descarga. Se desplazan los contendores a calles perpendiculares como Ramírez de Velasco o Beratúa, para optimizar y ampliar las zonas de carga y descarga y evitar al mismo tiempo la parada de los camiones de residuos en una vía principal como Murrieta.

En cuarto lugar, los pasos peatonales. Otra cuestión muy demandada es la ampliación, elevación e incremento del número de pasos peatonales sobre todo frente al Palacio de Justicia donde finalmente se ha podido añadir en el proyecto un paso elevado para mejorar la permeabilidad peatonal y hacer efectiva la reducción de la velocidad de los vehículos. Este paso se suma a las actuaciones que se han anunciado sobre nuevos pasos peatonales.

En quinto lugar, una petición atendida ha sido que las bicicletas se pudiesen incorporar directamente desde Murrieta a la calle Rey Pastor a través un tramo de carril bici en la calle Vitoria. Al mismo tiempo se añade zona verde en esta intersección.

Por último, el Equipo de Gobierno recuerda que la capacidad de la vía no se mueve. En mayo de este año, aprovechando la campaña de asfaltado, ya se realizó una modificación en un tramo de esta calle para comprobar el funcionamiento de la nueva configuración, se trata del cruce con Ramírez de Velasco donde se quitaron los semáforos y se ha podido comprobar que el tráfico es más calmado y a la vez más fluido, al mismo tiempo que se ha reducido la velocidad y el ruido.