Mostrar menú secundario

El transporte urbano aumentará su flota y mejorará sus servicios, el bonobús mantendrá su precio y el bono mensual reducirá su tarifa

07
Jan
2021
Jaime Caballero_concejal de Desarrollo Urbano Sostenible

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha explicado hoy que el Ayuntamiento de Logroño ha propuesto al Gobierno de La Rioja la modificación de las tarifas del autobús urbano, que supone una reducción en el precio del bono mensual y un aumento del billete individual. Todavía se desconoce cuándo entrarán en vigor las nuevas tarifas puesto que tienen que evaluarse en la Comisión Regional de Precios del Gobierno de La Rioja.

El objetivo de esta propuesta es mejorar la velocidad comercial del autobús urbano frente al vehículo privado para que estos usuarios utilicen el transporte público para sus viajes por la ciudad. “Es importante que tomemos conciencia del magnífico servicio de autobús urbano del que disponemos en Logroño y debemos seguir mejorándolo para convencer a las personas que habitualmente utilizan el automóvil privado para moverse por la ciudad de que utilicen el autobús u otros medios más sostenibles”, ha indicado Jaime Caballero.

“Para conseguirlo, el Ayuntamiento de Logroño está trabajando para mejorar la velocidad comercial del autobús urbano, que pasa no solo por renovar la flota y aumentar frecuencias, también por ir eliminando poco a poco el uso de dinero en metálico a la hora de realizar el pago y poder llevar a cabo un embarque más rápido", ha dicho. La eliminación del pago en metálico es, tal y como ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, “una tendencia que se ha generalizado en el país y más ahora con la pandemia provocada por la COVID-19. Ya hay ciudades como Valencia que han eliminado desde la pasada primavera el uso de monedas para pagar en el transporte público”. En este sentido ha avanzado que también están trabajando para poner en marcha otros sistemas de pago.

Ajuste de tarifas

De esta forma, el bono mensual o ‘bonomés’, con viajes ilimitados durante un mes, pasará de 33,97 euros, precio actual, a 25 euros. El de 10 viajes mantendrá su precio. El búho bajará de 1,03 a 1,00 euro. La tarjeta estudiante, válida para 20 viajes, eliminará su requisito actual referente a la obligatoriedad del empadronamiento. El billete ordinario subirá de 0,72 euros actuales a 1,00 euro y la Tarjeta Personas Mayores de 65 años subirá hasta los 2,50 euros. El resto de condiciones y tarifas se mantienen y quedan de la siguiente manera:

Billete ordinario 1,00 € Tarjeta Tarifa Reducida (personas con discapacidad) (10 viajes): 1,63 € Tarjeta Personas Mayores de 65 años o Jubiladas (10 viajes): 2,50 € Bono­bus (10 viajes): 5,29 € Tarjeta Estudiante (20 viajes) (Sin requisito empadronamiento): 5,38 € Bono Mensual: 25,00 € Billete Bus Búho: 1,00 € Tarjeta Bono­Peque (menor de 10 años):0,00 €

“Uno de los aspectos más importantes del transporte público de Logroño es el precio con bonobús de transporte normal (que se mantiene en 0,52 euros). El ahorro con respecto a la tarifa del billete ordinario se encuentra en Logroño en el 27,77%, mientras que ciudades similares como Burgos es del 60,83% o Vitoria del 57,14%. Con la subida propuesta Logroño se sitúa en un ahorro del 48% y nos acercaría a la media de las ciudades de similar tamaño y haciendo más atractiva su adquisición”, ha dicho.

Según sus palabras, con esta medida, además, “se impulsará la fidelización en el abono de transporte, tanto bonobús normal como bono­mes para las personas usuarias del servicio habituales y la captación de buena parte de las personas viajeras ocasionales”.

“En este sentido, el Ayuntamiento de Logroño propone fidelizar al usuario del autobús urbano en el abono de transporte, por tanto, proponemos una bajada del precio del bono mensual pasando de 33,97 euros a 25,00 euros. Por otro lado, para evitar como les digo el pago con moneda muy fraccionada y aumentar la velocidad comercial también proponemos redondear el precio del billete nocturno (búho) de 1,02 euros actuales a 1,00 euro. La subida de tarifa del billete ordinario propuesta continuaría situando a Logroño entra las ciudades con precios más económicos para el transporte público urbano y en la más económica entre las ciudades equiparables a Logroño por tamaño”, ha explicado Jaime Caballero.

“Asimismo, continuando con las medidas de potenciación del transporte urbano y fidelización de las personas usuarias proponemos que la “Tarjeta de Estudiante” continúe con los requisitos actuales para su obtención, pero proponemos eliminar la condición de estar empadronado en los municipios indicados, y se cumplirá de esta forma con los requerimientos efectuados por la Oficina del Defensor del Pueblo en 2018 y eliminar también la limitación de edad (actualmente menor de 30 años)”, ha indicado.

Otra de las modificaciones de la estructura tarifaria que se propone es la separación de las actuales personas beneficiarias de la “Tarjeta de Tarifa Reducida” (actualmente personas mayores de 65 años y personas con certificado de grado de discapacidad). La “Tarjeta de Tarifa Reducida” continuaría vigente únicamente para las personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% o ser pensionista de la Seguridad Social que tenga reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado total, absoluta o gran invalidez, y a los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio y se eliminará el requisito de empadronamiento. Este Título de Transporte de “Tarjeta de Tarifa Reducida” continuaría con las tarifas actuales (10 viajes 1,63 euros).

El concejal ha informado también de la creación de un nuevo Título de Transporte denominado “Tarjeta de Personas Mayores de 65 años o Jubiladas”, cuyo requisito de obtención es ser mayor de 65 años o la justificación mediante documento acreditativo por parte de la Seguridad Social de la condición de persona jubilada, y su tarifa será de 0,25 euros por viaje (10 viajes 2,50 euros).

Logroño, una de las ciudades con el billete más barato

Las tarifas actualmente vigentes del Servicio de Transporte Urbano de Viajeros de Logroño fueron autorizadas en el año 2012 y desde entonces han mantenido su precio. “Todo ello hace que el déficit de explotación del servicio y, por lo tanto, la subvención que debe pagar el Ayuntamiento de Logroño a la empresa concesionaria del servicio de transporte, ha seguido incrementándose en los últimos años”, ha indicado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible.

“Ya que el aumento del número de usuarios en los últimos años no ha sido suficiente para compensar los costes de las mejoras anteriormente descritas al no ir acompañado del correspondiente incremento tarifario. Por tanto, la tarifa actual queda lejos de compensar el gasto real del servicio que supuso una subvención municipal de un 36,4% del coste total en el año 2019 ya con tendencia al alza en los últimos años”, ha indicado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible.

El billete en Logroño cuesta 0,72 euros, lo que le convierte en la segunda ciudad de España con el precio del billete de autobús más barato, según un reciente estudio de FACUA, solo por detrás de Lugo (0,64€) y por delante de Palencia. (0,75€). “El precio medio del billete en España se sitúa en torno a 1,20€, que es el precio de ciudades como Burgos o León”, ha explicado Jaime Caballero.

Logroño cuenta con un servicio de transporte urbano desde el año 1952 indirectamente en régimen de concesión administrativa, otorgada por acuerdo del Ayuntamiento Pleno de 29 de febrero de 1952 y formalizada en escritura pública el 28 de mayo del mismo año; su titular actual es la empresa Autobuses Logroño, S.A. Si bien, con fecha 28 de diciembre de 1995 el Ayuntamiento Pleno aprobó una reestructuración importante del servicio, y, como consecuencia, una modificación de la concesión administrativa para su gestión. Desde ese año y hasta la actualidad las líneas han aumentado, han mejorado las frecuencias, se han ampliado los horarios, y se han modificado las tarifas.

Cuatro nuevos autobuses

El transporte urbano de Logroño renueva parte de su flota de autobuses con cuatro nuevos vehículos híbridos, que sustituirán a los cuatro más antiguos y contaminantes y se incorporarán próximamente al servicio.

Los nuevos vehículos permitirán mantener temporalmente los actuales para aumentar los refuerzos que actualmente se están realizando para compensar la reducción de aforo en los autobuses debido a la pandemia. Este nuevo modelo de autobús híbrido, uno de los de menor consumo del mercado, permitirá reducir considerablemente las emisiones de CO2 a la atmósfera, así como un 8,5% de ahorro de combustible con respecto a la versión diésel Euro VI.

Con estos nuevos autobuses, de 12 metros de longitud y plataforma baja, el servicio municipal de transporte urbano mantendrá un parque móvil formado por 52 unidades, de las que unas 47 se encuentran operativas la mayoría de los días, mientras que el resto se mantiene en reserva para poder realizar servicios de refuerzo o procesos de mantenimiento.