Rutas Turísticas

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

De paseo por Logroño

 

Logroño es una ciudad muy agradable para el paseo, debido a que es muy cómodo desplazarse a cualquier punto de la misma en un corto espacio de tiempo. Ciertamente, es uno de sus grandes atractivos y no es de extrañar que el visitante pronto se integre en la dinámica de una ciudad que ha sabido encontrar el equilibrio entre tradición y modernidad; entre las antiguas construcciones de antaño y las nuevas edificaciones; entre la memoria histórica de toda ciudad, como lo es el Casco Antiguo, y los nuevos barrios que están logrando esa configuración de Logroño como una ciudad ya no tan pequeña y  con una dotación de servicios más propia de las grandes urbes.

En el recorrido por toda la ciudad se pueden encontrar diversos edificios y zonas singulares, entre los que caben destacar las iglesias de La Redonda, Santa María de Palacio, Santiago El Real, San Bartolomé; o el Palacio de los Chapiteles, antiguo Ayuntamiento de Logroño; el Palacio de Espartero, convertido en el Museo de La Rioja; el Convento de la Merced; la Puerta del Revellín, lugar importante del que se alimenta nuestra historia; o el mismo edificio del actual Ayuntamiento, proyectado por Rafael Moneo y referencia en diversos manuales sobre arquitectura.

      

 

El Camino de Santiago, la oferta comercial, la gastronomía y los entornos naturales integrados en la misma ciudad o a muy poca distancia de la misma, como los distintos parques de la ciudad, entre los que destaca el del Ebro; o el de La Grajera, a tan sólo cinco minutos del centro, se convierten en cita obligada para el visitante y en importante motivo para la relajación para el vecino logroñés. Lo dicho, un paseo siempre mejora la calidad de vida de las personas. Logroño se presta para ello.

       

Paseos por la Ciudad