Mostrar menú secundario

El plan comarcal

                                                          

Los años sesenta del pasado siglo fueron protagonistas de un crecimiento importante de la ciudad. La concesión de un Polo de Desarrollo para Logroño y varios municipios limítrofes obligó a replantear el planeamiento vigente. El Plan de Alineaciones de 1958 era un documento insuficiente, y se elaboró el Plan Comarcal de Ordenación Urbana, aprobado en 1974 que abordaba por primera vez con planteamientos globales los problemas urbanísticos de la ciudad y su área de influencia. Paralelamente, el Ayuntamiento se dotó de un departamento especializado en este campo, que daría lugar al actual Servicio de Urbanismo.

El Plan Comarcal se desarrolló para el suelo urbano consolidado mediante el denominado Plan del Área Interior, en el casco antiguo con el Plan Especial del Centro Histórico, y en otras zonas de nuevo crecimiento mediante la redacción de diversos planes parciales, aunque muchos de ellos no llegaron a ejecutarse por la llegada de una fuerte recesión económica (crisis del petróleo).